Cambios en el Código Fiscal de la Federación

A partir del 1 de enero de 2014, las cámaras de diputados y senadores aprobaron y publicaron en el Diario Oficial, la Reforma Fiscal (RF).

Uno de los cambios más importantes es el que nos lleva a hablar de Tributación electrónica (TRE). En este paso se incluye el proceso de emisión de comprobantes fiscales digitales por Internet, o los famosos CFDI, por el acrónimo de los comprobantes, así como el establecimiento de lo que se conoce como Buzón Tributario, en donde se le hará llegar a cada uno de nosotros, las notificaciones, información y peticiones del SAT hacia el contribuyente.

En el caso de la facturación, existen dos formas de hacerlo: Una de ellas es a través del uso de la aplicación gratuita que ofrece el mismo Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Otras medidas contempladas en el CFF para 2014 son:

Medidas contra contribuyentes defraudadores, ya que reconoce como delito la expedición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes o falsas. La sanción va de 3 meses a 6 años deprisión

El SAT podrá dejar sin efectos los certificados de sellos o firmas digitales cuando detecten que los comprobantes fiscales emitidos se utilizaron para amparar operaciones inexistentes, simuladas o ilícitas, o el contribuyente no puede ser localizado o desaparezca.

Sanciona a  quienes adquieren, venden o colocan y de alguna manera se benefician del tráfico de comprobantes fiscales.

Ahora,  las tarjetas de crédito y de débito son un medio adicional de pago de las contribuciones, “con el objeto de disminuir el uso del efectivo y fomentar los pagos a través de medios electrónicos”.

Marca plazos expeditos para el aseguramiento precautorio de bienes e inmovilizan cuentas bancarias.

Las entidades financieras y sociedades deberán proporcionar información al Servicio de Administración Tributaria, de forma directa o mediante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, sobre créditos o préstamos otorgados a personas físicas y morales.

Publicará en su página de Internet el nombre, denominación o razón social y la clave de Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de sujetos con quienes no podrán celebrar actos mercantiles o de comercio, porque no cumplen con sus obligaciones fiscales.

Obliga a que aquellas personas que hayan abierto una cuenta a su nombre en las entidades financieras o sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, estén obligadas a solicitar su inscripción al RFC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *